Bienvenidos a: WWW.MORFOPSICOLOGIA.ORG / GABINETE DE MORFOPSICOLOGÍA - El lugar de la interpretación del rostro, Morfopsicología y Fisiognomía humana, con máxima experiencia y reconocimiento - Seguidores de todo el mundo nos avalan - Atención directa de profesionales como psiquiatras, psicólogos y morfopsicólogos - Conócete a ti mismo y a los demás al 100% mediante la interpretación facial - Descubre tus competencias innatas y recibe orientación académica y/o laboral personalizada, con asesoramiento para empresas, seleccionando al personal adecuado para cada lugar - Vive una relación de pareja más plena conociendo mejor a tu compañero/a - Mejora tu salud psicológica y física con soluciones precisas y rápidas - Posibilidad de cursos, talleres y formación online con obtención de reconocidos Diplomas y PostGrados - Y recuerda... "comprende y nunca juzgues" - Haz tu consulta sin compromiso y te contestaremos lo más rápidamente posible - www.morfopsicologia.org - Gabinete de Morfopsicología ©2017 - Moisés Acedo Codina -

miércoles, 29 de febrero de 2012

ALTURA DE PÓMULOS Y LAS EMOCIONES


¿CÓMO INFLUYE LA ALTURA DE LOS PÓMULOS EN EL CARÁCTER?

"El corazón tiene razones, que la razón desconoce" decía Pascal, y es que cada uno de nosotros, es como ha nacido y tiene el rostro, y a veces, es complicado luchar contra eso. Pero siempre hay que saber COMPRENDER Y NO JUZGAR.
El hueso clave y donde desembocan o sujetan los nervios y músculos de las emociones o Cerebro límbico, es el Maxilar superior, junto con los pómulos. Pero es el hueso CIGOMÁTICO, que abarca desde el perfil (orificio auditivo) hasta la parte delantera, pegado al Maxilar y formando parte de la cuenca del ojo inferior, el que indicará la altura.
Sabemos que la nariz es el receptor emocional. Puede haber infinidad de variantes, ya que una persona con muchos pómulos y pequeña nariz, nos habla de narcisismo, mientras que si la nariz es grande, de generosidad. Las personas con la zona emocional muy grande o con "forma de Rombo" son muy pasionales, aman u odian. También existen personas "guitarra" o "reloj de arena" cuyos pómulos están retraídos y van hacia dentro, esto se traduce a una inhibición afectiva, son fríos o distantes en el trato y pueden ser Alexitímicos (cabría ver su nariz). El tabique nasal, si es ancho, nos habla de madurez, es estrecho, de inmadurez, y si está al descubierto, susceptibilidad. Los orificios en forma de "pisada de pie" (el mejor) o  alargados, son más maduros que los redondos, que son brutales como en los de animales. Siguiendo esquemas y dibujos detallados de Leonardo da Vinci, hemos podido llegar a una base objetiva en la situación de los pómulos, que pueden ser: ALTOS, MEDIOS O BAJOS.




Según donde estén situados, variará completamente el interés emocional. Para saber dónde se encuentran, haremos lo siguiente: dividiremos la altura de la zona emocional en 2 partes iguales. Esta zona va desde el final de los ojos, hasta el final de la nariz o inicio del Pallium (los que tengan nociones de morfopsicología sabrán a que espacio me refiero). Nos quedaremos con la parte superior y trazaremos 3 líneas, con 2 espacios intermedios exactos (ver dibujo). Si el pómulo o hueso cigomático, SIEMPRE MIRÁNDO LA CARA DE FRENTE, sobresale en la línea superior, es alto, si encaja con la línea media, será mediano y con la tercera línea, bajo. Con estas deducciones, citaremos el perfil psicológico en cada caso:

PÓMULO ALTO
La persona tiene sentimientos idealizados. Muy lejos de tener amistades o pareja porque estos sean ricos o por bienes materiales. Sus emociones son trascendentales y si queremos conectar con ellos, deberá ser por vía mental o espiritual. Saben perfectamente lo que quieren en este terreno.

PÓMULO MEDIO
Los sentimientos en estas personas, ni son muy altruistas, como ocurre en los pómulos altos, ni tampoco interesados o materiales, como en los pómulos bajos. Su comportamiento es equilibrado y se dejarán querer (dentro de la forma de ser de cada uno) sin excesivas manías ni intereses.

PÓMULOS BAJOS
Los sentimientos están ligados a los bienes o goces materiales. Si en estas personas, además, su nariz entra en la Zona Instintiva, serán descaradamente interesados, capaces de llegar a enamorarse de una persona, sólo por su poder adquisitivo. No pueden controlarlo, pero tampoco significa que sean malas personas, sólo que son "detectores" de dinero y están al servicio de su instinto.


Ilustraciones, cálculos y texto: Moisés Acedo Codina
Morphopsychologue, membre 3898 SFM París
©Copyright - Todos los derechos reservados

No hay comentarios:

Publicar un comentario