Bienvenidos a: WWW.MORFOPSICOLOGIA.ORG / GABINETE DE MORFOPSICOLOGÍA - El lugar de la interpretación del rostro, Morfopsicología y Fisiognomía humana, con máxima experiencia y reconocimiento - Seguidores de todo el mundo nos avalan - Atención directa de profesionales como psiquiatras, psicólogos y morfopsicólogos - Conócete a ti mismo y a los demás al 100% mediante la interpretación facial - Descubre tus competencias innatas y recibe orientación académica y/o laboral personalizada, con asesoramiento para empresas, seleccionando al personal adecuado para cada lugar - Vive una relación de pareja más plena conociendo mejor a tu compañero/a - Mejora tu salud psicológica y física con soluciones precisas y rápidas - Posibilidad de cursos, talleres y formación online con obtención de reconocidos Diplomas y PostGrados - Y recuerda... "comprende y nunca juzgues" - Haz tu consulta sin compromiso y te contestaremos lo más rápidamente posible - www.morfopsicologia.org - Gabinete de Morfopsicología ©2017 - Moisés Acedo Codina -

domingo, 3 de junio de 2012

LOS TIPOS PLANETARIOS: LOUIS CORMAN

Un gran número de nuestros lectores desearán estar informados sobre los TIPOS PLANETARIOS, de los que han oído hablar, pero sin tener un conocimiento profundo. Por mi parte, yo los he conocido por la información directa de Gervais Rousseau, quien ha querido instruirme en todo esto que sabia sobre la persona, enseñanza verbal que yo he completado posteriormente estudiando la única obra conocida sobre la materia: “El tratado de Fisiognomia de Ledos", publicado en 1903. Por consiguiente, habiendo adquirido una cierta experiencia de su práctica, lo he hecho el objeto principal de mí libro “Rostros y Caracteres — Estudios de Fisonomía", publicado en Ediciones Plon en 1932. Sobre el origen de estos Tipos llamados “planetarios” reina el más completo misterio. Parece probable que su conocimiento remonte a la más alta antigüedad, a esta época lejana de Sages, iniciados en las ciencias llamadas "ocultas”, se esforzaban en examinar en profundidad la personalidad y el destino del ser humano, relacionando particularmente  astrologia y psicología; estos son además los vínculos con la astrología que han hecho adoptarla denominación de “planetaria”. Otros lo denominan “mitológicos”; y en efecto estas preocupaciones antiguas han estado largamente inspiradas en la mitología griega, pues, como saben, los nombres de los dioses del Olimpo nos son muy familiares. Cualquiera que sea su origen, y el conocimiento que nosotros tenemos actualmente, estos Tipos llamados planetarios o mitológicos representan, comparativamente a los signos derivados de la Fisiognomía tradicional, “constelaciones" de signos, reunidos, no arbitrariamente, pero en virtud de una lógica interna rigurosa, y nos proporcionan este ejemplo, casi Único en psicología. descripciones sintetizadas, respondiendo a tipos de hombres y mujeres que se encuentran a cada paso en la vida cotidiana. En la práctica, ofrecen también la ventaja de permitimos asimilarlos en una aprensión rápida, casi inmediata, de la personalidad de todo individuo que se nos presenta, Su realidad, está por otra parte probada hoy en día por el hecho de que la ciencia morfopsicológica los explica de una manera racional, como mostraré. Conviene pues. que el morfopsicólogo capte con una rápida intuición, los tipos planetarios que dominan a cada persona, pero no Se Considera completamente informado, ya que para completar su estudio, es aplicando la leyes de la morfopsicología que he formulado. Se verá por otra parte que la morfopsicología aporta a este conocimiento de Tipos un complemento indispensable, principalmente por el estudio de las tres zonas del rostro y por el estudio de las frentes.
Voy pues en una primera parte de mi estudio a describir los ocho tipos planetarios, conocidos tanto en su morfología como en su psicología. Mostrare que se obtiene la mejor comprensión oponiendo estos tipos dos a dos, formando las cuatro parejas siguientes:

TIERRA - MERCURIO
MARTE - VENUS
JÚPITER - SATURNO
SOL - LUNA


TIERRA - MERCURIO
En oposición al tipo pesado, el que se llama comúnmente “terrestre”, completamente dirigido a las necesidades manuales, está el tipo ligero. "Mercurio con los pies alados”, interesado sobre todo por las cosas espirituales (del pensamiento).

TIERRA
EI tipo TIERRA tiene dos características morfológicas esenciales. La primera es la solidez de sus formas: osamenta y musculatura importantes y de tipo musculado. Su cabeza es potente; su rostro es macizo, cuadrado, de carnes y huesos compactos, la segunda es el predominio de la zona instintiva: su rostro visto de frente ofrece forma de un trapecio en base inferior por la gran amplitud de la mandíbula que es maciza, con un mentón alto y ancho y una boca grande, con labios gruesos y duros. Por contraposición, la frente es pequeña, constituida principalmente por gruesos superciliares, sobresale una pequeña zona reflexiva, enderezada en vertical; contrariamente a Marte, que proyecta su ‘hocico", el perfil de Tierra tiene enderezado.

PSICOLÓGICAMENTE
Tierra se interesa sobre todo por el lado material de los seres y de las cosas; es el hombre de la cantidad; muy poco sensible a la calidad de las cosas, busca el lado útil. Es mas manual, dotado de una gran potencia física, no con el dinamismo bilioso de Marte, pero con una fuerza constructiva de ritmo lento, y su calidad paciente, infatigable, llevando a cabo trabajos fuertes y duraderos. Es el "buey enganchado a la carreta”. Es un constructor. Es un hombre de instinto y de rutina. Lento en asimilación, lento en decidirse, Tierra es un hombre de pensamiento; tiene pocas ideas, pero maduradas por la reflexión, y sobre todo en la obtención de realizaciones prácticas. No se podría decir que es inteligente, pero muestra en su vida un excelente buen sentido.

MERCURIO
Es el opuesto a Tierra por sus dos características morfológicas dominantes. Por una parte la gracilidad de sus formas corporales; por otra parte, el predominio de la zona cerebral, que le hace un hombre de pensamiento. Su cuerpo es ligero, de osamenta y musculatura finas (Mercurio con pies atados). Su rostro tiene la forma de un triángulo con la punta hacia abajo (expansión cerebral). Los rasgos son delicados: mandíbula fina con mentón puntiagudo, boca de labios delgados, nariz seca con aletas muy móviles, con ojos también muy móviles. La frente, parte esencial de este rostro es grande, ensanchada hacia arriba, de modelado plano-ondulado.

PSICOLÓGICAMENTE
Tenemos a un hombre cuya principal preocupación son las cosas espirituales (del pensamiento), siempre marcados de una cierta frialdad. Su viva Sensibilidad le da ritmos rápidos, tanto en el plano físico (destreza manual) como en el plano intelectual. Es particularmente sensible a la Calidad de los seres y de los objetos. Hay agilidad y habilidad que potencia y continuidad. He comparado a Tierra a un fuerte percherón de laboreo y Mercurio seria un pura sangre. Su inteligencia es viva y amplia. Sus dotes de asimilación son remarcables: Observa y concibe con rapidez. Pero es más crítico y superficial que constructivo y profundo; es pues más diletante que creador.


MARTE - VENUS
Es la oposición del Tipo viril y del Tipo femenino. pero tienen en común el desarrollo preponderante de la vida instintiva ­ afectiva. Son pues seres de instinto y de olfato.

MARTE
El tipo Marte se caracteriza por su instinto combativo. Es de talla mediana, y su rostro es corto, que indica un tono muy activo. Las dos zonas inferiores están muy desarrolladas y se proyectan hacia delante “en hocico", Los pómulos muy marcados, salidos, el mentón también; y la nariz, proyectada, es aguileña, con aletas vibrantes. La frente es corta y completamente ocupada por la gran proyección de las bolsas supra-ciliares, y esta zona corta esta hacia atrás la mirada tiene una expresión ardiente,

PSICOLÓGICAMENTE
Marte es un ser de vida psicológica intensa, que le gusta la acción, el movimiento, la lucha, los deportes violentos. Es afectivo, impulsivo y apasionado, Es un líder pleno de ímpetu y de iniciativa, un audaz siempre inclinado con todas sus fuerzas hacia la meta esperada. Su sensualidad es de conquista.
Su inteligencia esta al servicio de su pasión dominante. Esencialmente es pragmática, rápida en sus observaciones y sus decisiones, guiándose más por su olfato que por su reflexión. No concibe ninguna idea que no sea el punto de partida de una acción.

VENUS
VENUS contrapuesta a la combatividad de Marte, conquista por la suavidad y la seducción. MORFOLOGICAMENTE, es más bien pequeña, de formas corporales redondeadas. sus salientes óseos y musculares están dulcificados por la grasa. De conexiones finas, piel delicada. Sus espaldas son estrechas y un poco caídas, la parte más ancha del tronco se halla en la zona pélvica, Su cuello es redondeado, sin saliente muscular visible, a menudo marcado por las arrugas circulares denominadas “el collar de Venus”.
Tiene un rostro redondo oval, rollizo, de curvas graciosas. Los relieves están redondeados, el ángulo mandibular difuminado, mentón fino y de perfil suave; su nariz es rolliza (carnosa), de perfil recto o cóncavo. Como para Marte, la dominante está es las dos zonas inferiores. La frente es sobre todo pequeña, uniforme, redondeada y sin saliente óseo. Los ojos son grandes, ampliamente abiertos, de expresión dulce.

PSICOLÓGICAMENTE
A la gran actividad de Marte, responde Venus con una gran receptividad, una capacidad particular de vibrar a las impresiones, simpatizante, de comunicar con la naturaleza y los Seres vivos, por un contacto directo que es más afectivo que racional: Venus no busca dirigir el mundo, pero se adapta con facilidad; no busca conquistar, pero si seducir.  La adaptación predomina en ella sobre la individualidad; tiene poco espíritu de independencia, pero una gran necesidad de vida en comunidad y le resulta casi imposible soportar la Soledad.
Habiendo dicho que, morfológicamente, el predominio expansivo está en las dos zonas inferiores del rostro, sedes de la vida instintiva y afectiva. la inteligencia está a su servicio, pues suministran sus motivaciones principales. Así, Marte como Venus, son seres de instinto y de olfato, los cuales captan la realidad esencial por un Contacto sensorial directo. Tienen una visión justa de las formas y de los colores, y en cada uno de ellos, la percepción de los olores y de los sabores es una buena guía. De donde se puede concluir que ambos tienen una buena adaptación práctica a Ia vida cotidiana. Se marca en la edad escolar cuando la dominante es fuerte. Marte es un ser de movimiento que soporta mal la vida sedentaria, clases de larga duración, los estudios que se realizan sentados ante la mesa escolar. Venus, en contra de su agilidad que le permite asimilar fácilmente lo que se les enseña, le disgusta todo lo que sea abstracto, las nociones teóricas, no tiene buena inteligencia más que para los datos concretos que son útiles a la vida cotidiana. Ambos son sensoriales, como ya he dicho, y con un cierta apertura hacia las artes sobre todo las artes decorativas. Bastará sólo un poco más de amplitud de la zona cerebral añadiéndole imaginación para que la tendencia artística Se manifieste en realizaciones. En contra no nos sorprenderá que los niños de estos dos tipos sigan su primer impulso y sean hábiles para improvisar, pero en contra, les repele todo esfuerzo de reflexión y de razonamiento lógico.


JÚPITER - SATURNO
Como ya hemos visto, esta oposición es tan característica que me ha sorprendido de entrada, como se conducen, a la oposición del Dilatado, de tendencia extravertido, y la del Retraído, de tendencia introvertido.

JÚPITER
Es de cuerpo macizo, como Tierra, pero menos huesudo, menos musculoso, todos los salientes están disimulados por les grasas. Su rostro es amplio, de forma rectangular con ángulos redondeados, carnosos, con un armazón bastante sólido, pero recubierto.
Su mandíbula está bien desarrollada, pero a veces, incluso más ancha que las otras zonas, pero los ángulos están redondeados. Mejillas plenas; boca grande, de labios carnosos. Su nariz es fuerte, carnosa, a menudo colgante en la punta. Su frente es de tamaño mediano, de modelado redondeado aunque ligeramente diferenciado por las arrugas de la reflexión. Sus ojos son grandes, bien abiertos, de expresión calurosa y risueña.

PSICOLÓGICAMENTE
Es extravertido, es decir un expansivo, completamente orientado hacia la vida exterior, principalmente a la vida social, en la cual se complace. Su humor es alegre, jovial (de Jovis, genitivo del latín JUPITER). Como Tierra, está muy atado a los bienes materiales, a las riquezas visibles y palpables, pero de una forma menos basta; así pues ama la riqueza, la fortuna, la opulencia, los honores, los títulos, los cargos oficiales. Todas sus inclinaciones son extravertidas; se deja llevar sin contenerse por todas sus satisfacciones instintivas; es un buen “vivant", gourmet y sensual, incluso a veces hasta el exceso.
Su inteligencia es superior a la de Tierra. Está, sin embargo, ­ estrechamente al servicio de sus intereses materiales dominantes: es una inteligencia de hombre de empresa, negociante, financiero. Es pragmática, dotada de una excelente observación concreta, de una reflexión que no esta jamás quieta y de un buen sentido Común. A veces carece de amplitud de miras y de imaginación creativa.

SATURNO
El Tipo SATURNO es un retraído, y como se ha visto. es en su estructura morfológica, Sin duda opuesto al modelo dilatado de Júpiter, lo cual por primera vez me ha hecho pensar que la aplicación de la ley de dilatación- retracción a la fisonomía podría ser muy provechosa.
Saturno es en general de talla grande, todo hueso y músculos, Sin grasa. Su rostro es alargado, de forma rectangular con ángulos pronunciados v huesos prominentes.
Su mandíbula es más alta que ancha; su boca esta apretada. con labios duros y entrados. Su nariz es huesuda, estrecha, seca, con aletas replegadas. Sus ojos grises o pardos, ubicados en una concavidad profunda, de expresión severa o inquieta.
Su frente, de tamaño mediano, tiene forma rectangular, con huecos y salientes muy mercados; especialmente, está hundida en las Sienes, al nivel del nacimiento nasal y de la línea de reflexión (el freno).

PSICOLÓGICAMENTE
Saturno es opuesto a Júpiter. Su sensibilidad inquieta y atormentada, Su poder de reflexión y de concentración, su gusto por las especulaciones abstractas, le aíslan del mundo exterior y le convierten en un ser introvertido, solitario e independiente.
En su vida instintiva-afectiva es un ser reprimido que se exterioriza con dificultad, a menudo, carcomido interiormente por sus "demonios” (incorporado Saturno de la mitología que devoraba a sus propios hijos).
Su inteligencia destaca por la seriedad, las dotes de observación metódicas, el poder de reflexión, la capacidad abstracta y la continuidad en sus esfuerzos de pensamiento. Pero no Se abre más que en un medio escogido, lo que Io convierte en un "especialista". No es ágil y por otra parte sus dotes de imaginación están amortiguadas por la inhibición que golpea a las fuerzas inconscientes. Saturno está poco dotado para los negocios, la empresa y el trabajo en equipo. Le falta también el sentido de las relaciones humanas. Es particularmente apto para el trabajo técnico y el estudio de un problema en profundidad.


SOL - LUNA
Es una oposición que, por clásica que sea en fisonomía planetaria, resulta bastante desconcertante para un pensamiento lógico, como ya he comentado al principiante. Se trata de dos tipos de expansión cerebral, ambos dotados con una gran frente imaginativa, la diferencia entre Sol y Luna, radica en que la imaginación es activa en el primero y pasiva en el Segundo.

SOL
El Tipo Sol se caracteriza por una estructura delicada, que lo asemeja en cierta medida a Mercurio, por su frente en la que predomina la zona imaginativa. La particularidad es que en su modelado, en lugar de ser plano y Seco como el de Mercurio, Se perfilan las curvas más nutridas de un dilatado tino: por ejemplo, los labios son finos, pero suavemente carnosos, la nariz de contorno delicado pero carnoso, más ancha en su raíz que en Su base.
La frente es grande, por la amplitud de la Z. imaginativa, que es ancha y redondeada, la implantación de los cabellos está retrasada hacia atrás, dejando al descubierto el amplio casquete frontal. Su anchura máxima, esta por esto, en la zona alta, que Se opone a la frente de Júpiter, donde · la máxima anchura, como se ha visto, está justo por debajo de los ojos.
Los ojos son grandes, abiertos muy radiantes.

PSICOLÓGICAMENTE
Esta estructura indica una viva sensibilidad, una receptividad electiva a un mundo de cosas delicadas, a un mundo de calidad en los seres y en IOS objetos, derivando en una tendencia particular hacia el arte.
Hay pasión en el Tipo Sol, pero una pasión regulada por el sentido de la moderación, se manifiesta más en el dominio del pensamiento que en el instinto.
La inteligencia de Sol es amplia v, a la vez, receptiva y activa. sobre todo intuitiva, pero no desprovista de un cierto poder de lógica que ordena v clarifica. ES clásico subrayar las dotes estéticas de esta inteligencia y su poder de síntesis que pueden hacer de SOI un creador, sobre todo en el terreno literario y musical. Pero es preciso mencionar aquí de nuevo las reservas que he formulado más arriba y que me han hecho dar preferencia al método morfopsiocológico. Las recuerdo: por amplitud de la frente, lo que nos permite asignar Su valor creador, pero es preciso además, que esté morfológicamente diferenciada, de manera que le confiera una armonía intrínseca, v por Otra parte, es preciso que haya una armonía extrínseca, un equilibrio entre la zona cerebral con las otras dos partes del rostro.

LUNA
El Tipo Luna Se caracteriza por ia dilatación átona, es decir que tiene el cuerpo corto y grueso, de consistencia bastante fofa por el predominio de las partes grasas sobre los huesos y los músculos. Es el tipo niño linfático en sus primeros meses. SU rostro es redondeado, “luna llena”. El modelado es fofo y flácido (dilatación atona). Su boca es floja y, a menudo, entreabierta. Su nariz es corta, chata, cóncava, "respingona".
Su frente es grande y redondeada; este hecho tiene semejanza con la frente de Sol, pero se distingue en que no está diferenciada. Sus ojos son grandes, globulosos, de color pálido v tienen una expresión característica en la que los parpados superiores están caídos, lo que le da una mirada vaga, apagada, como perdida en un sueño,

PSICOLÓGICAMENTE
En Luna domina la receptividad pasiva, todas las impresiones sensoriales son asimiladas, pero sin toma de conciencia ni respuesta activa, de manera que toda la vida psíquica se realiza en el inconsciente.
En oposición a Sol, la vida afectiva de Luna se halla bajo el signo de la calma. e incluso de la frialdad. Las cualidades pasivas dominan: indolencia, dependencia, paciencia, dulzura, ternura.
Hay que subrayar que ninguna base lógica se aplica a los elementos sensoriales asimilados, la imaginación de Luna tiene rienda suelta; se compone de imágenes concretas que han conservado su ingenuidad y su frescor infantil inicial, y pueden Constituir por ello un tema propio de las evocaciones artísticas; pero se comprende que será preciso para actualizar el aporte dinamizante alearse con otro Tipo.

LOS TIPOS SIMPLES Y LAS ALEACIONES
Como ya he dejado entender, podemos encontrar los Tipos sencillos descritos, en tos que domina una tendencia única, tendencia que marca los diferentes sectores de Ia vida, el ámbito instintivo, el afectivo y el cerebral intelectual, de manera que resulta bastante fácil hacer un retrato con estas bases.
Por ejemplo, el tipo Tierra se caracteriza por su materialismo. Lo es por sus instintos, sus gustos toscos y su actividad potente como un "buey de labranza”. Su vida afectiva está muy marcada por exigencias físicas de contacto. Su vida intelectual, se limita al conocimiento de cosas concretas, de Io que los sentidos pueden comprender.
Otro ejemplo, el Tipo Marte personifica el instinto de lucha. Físicamente es combativo y también intelectualmente, siempre empujado hacia las realizaciones de futuro a pesar de los obstáculos. Y así seguiríamos con cada uno de los ocho tipos simples.
Pero en realidad, se observan más a menudo las aleaciones, asociando las estructuras morfológicas y los rasgos psicológicos de dos tipos o incluso de un número mayor.
Se comprende sin dificultad, que la personalidad del Sujeto, aparece más compleja, compuesta a menudo de antagonismos, que tan pronto se muestran enriquecedores, o al contrario, generadores de conflictos y de desequilibrio. Ledos, en su "Tratado de Fisiognonomía", que ya he citado al principio como referencia, había hecho esta distinción; clasificaba los tipos planetarios en benéficos y maléficos, pero con consideraciones de armonía que me han parecido superficiales y que no he adoptado.
Debo hacer por este motivo una advertencia de gran importancia: es que las personalidades destacadas jamás son tipos simples, pero si son siempre aleaciones. Resulta que las fisiognomías que hemos querido ilustrar en la descripción de cada uno de los Tipos, dando una lista de hombres y mujeres eminentes por su obra, pueden engañar torpemente porque, en la caracterización de estos personajes solo se ha visto el tipo dominante y se han omitido los rasgos pertenecientes a los tipos-aleaciones. ASÍ pues, Se ha perdido el reconocimiento de la originalidad del sujeto.
Para poner en práctica la doctrina de los tipos planetarios, conviene no tomar pues, para objeto de estudio el rostro de personalidades eminentes, y si los casos más sencillos, aquellos que se encuentran en la vida cotidiana.
Voy a dar ejemplos de aleaciones de los dos tipos, los cuales han sido tomados del natural por el hábil lápiz de mi amigo Pazzi.
Pero incluso en estas aleaciones bastante sencillas se tendrá que afrontar una cierta complejidad en la estructura, y en particular, se constatará con sorpresa que la conjunción de estas aleaciones no obedece a ninguna regla de composición, que particularmente, a menudo, están formadas por tipos antagonistas, donde se podría pensar, en un principio, que su unión no es posible. Así Marte-Venus, Júpiter ­ Saturno, Tierra ­ Saturno, Sol ­ Luna. Para abordar este estudio, dadas aparte en páginas siguientes, se podrá referir también a descripciones de personalidades que se encuentran en la literatura. Como lo he tratado ampliamente en mi libro “Tipos morfopsicológicos en la Literatura", a menudo novelistas y dramaturgos escogen por héroes de sus escritos a sujetos cuyo carácter está definido por rasgos destacados, de manera que se puede llegar a aleaciones bastante sencillas, e imaginarse, en consecuencia, su rostro. Daré algunos ejemplos más adelante mostrando que el juego de antagonismos no opera solamente en el mismo seno de un tipo de aleación, pudiéndose observar también la oposición de las parejas; parejas de amigos, pareja de esposos, produciendo, como se verá, efectos cómicos o dramáticos, que bien entendido, son deseados por el escritor.

 TIERRA - SATURNO
A primera vista, no parece que se puedan juntar por ningún rasgo estos dos tipos, que parecen tan opuestos.
La potencia de Tierra se ve bien en este rostro ancho v fuerte, donde la pesadez general y el dominio instintivo indican la fuerza por los apetitos materiales, la excelente inserción en la naturaleza y una inteligencia limitada a pocas ideas, pero dotada de un excelente juicio en las cuestiones de su competencia (sentido común).
SATURNO muy diferentemente, aporta una viva sensibilidad oculta que nutre su vida interior de reflexión, pudiendo llegar hasta la inquietud y la perplejidad.
Hay sin embargo, alteraciones Tierra - Saturno. La potencia y la pesadez de Tierra destaca sobre todo en la zona mandibular expresando una gran fuerza instintiva, pero que está reprimida y deriva en parte hacia la acción, una acción constante y obstinada. TIERRA se manifiesta también en la pesadez de su nariz, muy distinta de la nariz de Saturno donde la pesadez significa una necesidad de contactos afectivo-carnales al mismo tiempo que confiere al sujeto mucho olfato, especialmente en sus relaciones con los problemas de la vida cotidiana (terrenal).
La inteligencia en este tipo de aleación es menos tosca que la de Tierra pues esta alimentada por un pensamiento interior que analiza y critica, haciendo del sujeto un observador con una gran agudeza visual.
Las arrugas de concentración nos revelan aquí, con los ojos muy hundidos, la marca de Saturno, y esta estructura, asociada al rictus apretado de la boca, confiere al sujeto un gran dominio de si mismo.
Este hombre habla poco, pero reflexiona mucho y actúa.
Está bien adaptado a Ia vida de campo, a todo lo que concierne el cultivo y la ganadería. Menos sociable que Tierra, Saturno, ama la soledad. Se le ve bien como leñador o guarda forestal, recorriendo con su amigo, el perro, las vastas extensiones de bosque que debe vigilar.
Por su potencia física, es apto para la mayor parte de actividades manuales; muestra cualidades de método, seriedad, reflexión que le muestran apto para mandar grupos de trabajadores: por ejemplo maestro de obras O incluso monitor y enseñanza en un ámbito técnico.

MARTE ­- SATURNO
Marte - Saturno es el que menos oposición muestra entre los dos tipos, y sin embargo". MARTE tiene un rostro corto, lo que, con un modelado remarcado por la firmeza de sus líneas, indica una gran tonicidad, por lo tanto gran potencia de acción.
Por otro lado, es un tipo de expansión instintivo ­ afectiva, por la amplitud de las dos zonas inferiores, opuesta a la reducción muy marcada de la frente (es preciso Señalar la pequeñez del cráneo); es pues un ser de instinto y de pasión afectiva, guiado en todas las ocasiones por sus impulsos, no por la reflexión.
La tensión marcada por los receptores y el saliente que los proyecta hacia delante, indica el impulso pasional, luchador. Marte responde a toda impresión del medio con una acción combativa, busca dominar, superara los otros hombres, lanzándose con ímpetu en todas sus empresas. Pensar, es una contención del pensamiento y de la acción, como dijo un filósofo. Marte no piensa apenas, es por lo que a menudo demuestra su deficiencia cuando la acción a realizar exige un poco de reflexión previa.
SATURNO, a la inversa, por el alargamiento de su rostro, sus hendiduras de retracción, la poca apertura de sus receptores, es un ser de vida interior, que reflexiona y medita mucho, no actúa hasta después de haber sopesado largo tiempo el problema, es escrupuloso en sus acciones pasadas. No tiene ningún grado de la combatividad de Marte: tímido y circunspecto, no lucha contra los demás. pero si contra si mismo, siempre a la búsqueda de su equilibrio interior.
La aleación Marte-Saturno está representada aquí en una estructura de equilibrio bastante armoniosa, pues si la potencia de Marte está bien presente en las dos zonas inferiores, el alargamiento frena el empuje, y este freno se acentúa más por la curva retraída de la nariz, así como por la estructura de la frente y de los ojos. .Es el tipo de hombre de acción, pues hay al mismo tiempo empuje y contención, el dominio aliado a la voluntad de acción. No es pues un loco de la aventura, pero aporta a todo lo que él hace este elemento de moderación que es indispensable para el éxito de la empresa. Aventurero, deportista, soldado, jefe de un grupo de acción. Pero ninguna profesión sedentaria.

MERCURIO - SATURNO
La gran vivacidad de Mercurio, su sensibilidad a flor de piel, su inteligencia rápida y primaria lo oponen a Saturno, pues éste es a la inversa, de reacciones lentas, con una sensibilidad en profundidad y una inteligencia dominada por la reflexión.
MERCURIO, por su modelado plano-ondulado, esta todo en la Superficie, reacciona a todas las impresiones con reacciones inmediatas; es pues un extravertido. Su inteligencia no frena en nada esta espontaneidad; casi todo lo asimila bien, es de comprensión muy rápida.
Por el contrario, SATURNO, por su alargamiento y su modelado retraído - abollado, al que se le añade la poca apertura de los receptores sensoriales, con un predominio introvertido, se aleja de la agilidad de Mercurio.
Esta poco abierto al mundo exterior, no se adapta más que a un medio de estrecha selectividad, lo que lo convierte en poco sociable, con pocos amigos, vive muy a menudo en solitario.
Esto influye en la elección de un oficio: en todas las materias es un especialista, un buscador, un hombre de laboratorio.
La aleación Mercurio- Saturno tiene la estructura del cuadro de Mercurio: un triángulo con punta inferior, a veces con un modelado más marcado de huecos y salientes. En contra, el cierre de los receptores sensoriales como Saturno. La vida instintivo-afectiva está marcada aquí a la vez por la sequedad de Mercurio y la ausencia de Calor de Saturno.
La vivacidad intelectual de Mercurio no se manifiesta, la influencia de Saturno (ojos muy hundidos, surco marcado) más que en un dominio estrecho de pensamientos personales. Desde que el sujeto se enfrenta a un pensamiento desconocido, se bloquea y adopta una actitud de rechazo. Este hecho sucede por tener un carácter insociable, obstinándose en sus ideas hasta una actitud doctrinaria, fanática. Hemos visto el Mercurio ­ Saturno de este retrato, pero se pueden imaginar otras aleaciones en las que habría una mejor aleación.

VENUS ­- MARTE
Se podría creer en un principio que estos dos tipos planetarios son diametralmente opuestos, no pudiendo formar una aleación. No es exacto, y he aquí la prueba,
VENUS es una dilatada con tonicidad media, lo que le confiere un modelado suave, hecho de sinuosas curvas regulares. El perfil nos muestra receptores sensoriales abiertos, sin embargo esta apertura no es total, y por ello se añade un ligero enderezamiento de todas las partes del rostro, nos indica que es una mujer joven, en su expansión instintiva y afectiva, hay una cierta retención, moderación. No es pues una apasionada.
A la inversa, Marte muestra un rostro muy corto, anguloso, con una gran tonicidad. Su Cabeza es pequeña, pero Su rostro tiene una gran amplitud, muy salido, hacia delante, lo que nos indica más actividad que receptividad. Todas las líneas de este rostro son oblicuas, proyectadas hacia delante, signo de dinamismo pasional.
La aleación Venus, aparte tiene la estructura general de Marte, pero recibe de Venus una cierta suavidad en el modelado: carácter fogoso, evidentemente, pero con una fogosidad moderada.
Comparado a Venus, que es de carácter tranquilo, más bien sedentario, este es un Ser de movimiento. Es deportista, sobretodo le gusta la equitación. Anima a los demás. Tiene una gran independencia de carácter. Es una apasionada.
La inteligencia de su pequeña frente huidiza es primaria, pragmática. Apoyada en una vida instintiva- afectiva rica, se basa sobre todo en su sentido concreto de las realidades, su olfato, su intuición. Apunta a la eficacia, no piensa más que cuando actúa. No rumia nunca acerca del pasado, pero si está muy ocupada con el futuro.
En todos los campos a los que Venus-Marte Se dedique, destacará esencialmente por su dinamismo, Su combatividad, su ambición y su deseo de superación.

VENUS ­- SATURNO
Esta aleación es el encuentro de dos tipos humanos de caracteres muy opuestos, y el problema de su equilibrio Se encuentra planteado ya de entrada.
VENUS tiene un modelado suave, hecho de redondeces y receptores abiertos, lo que, en conjunto, le confiere una fácil adaptación al mundo material y al mundo social, o sea que es un extravertido.
SATURNO, a la inversa, tiene un modelado hecho de surcos y de salientes, y los receptores protegidos, incluso cerrados, donde hay una dificultad de adaptación, reduciéndose a un campo limitado, a un medio de elección, lo que lo hace un introvertido.
La expresión de Venus está de acuerdo con su humor, es serena y tranquila, a menudo incluso sonriente. AI contrario, la expresión de Saturno es grave, a menudo triste, expresando contradicción constante.
La aleación Venus ­ Saturno descrita aquí, nos presenta una fusión de los dos componentes que en este retrato es armoniosa. Conserva de Venus las curvas redondeadas (notablemente redondeado el ángulo mandibular), la boca carnosa, los ojos grandes y ampliamente situados, Pero notad que esto se marca sobre todo en la zona inferior (la vida instintiva, que sólo se abre en un medio electivo), mientras que
Saturno está sobretodo presente en la zona superior, en Ia estructura de la frente, estrechamente encuadrada por las sienes hundidas, y limitada arriba por la espiga de los cabellos, así como por el hundimiento de los ojos, situados a poca distancia, bajo cejas rectas, La influencia de Saturno se notará pues principalmente en el dominio del pensamiento, un pensamiento introvertido, que reflexiona, medita y esta llevado por el escrúpulo y la inquietud.
 Venus - Saturno necesitará un medio de elección donde el acuerdo entre pensamientos y sentimientos con las parejas juega un gran papel.
En el ámbito profesional, no es apto para un empleo en el que se necesite contacto con mucho público, pero será muy eficaz en un ambiente escogido, con un número de parejas (compañeros) más reducido.

VENUS - MERCURIO
VENUS se opone a Mercurio por muchos de sus rasgos y Sin embargo se observa frecuentemente la aleación de los dos.
Venus, rostro oval, con curvas redondeadas y con receptores abiertos dispone de una amplia adaptación al entorno, a la realidad de los Seres y objetos de su medio familiar.
ES preciso señalar que también las dos zonas bajas predominan, esto hace que
Venus sea un ser de instinto, de olfato, donde los sentimientos cuentan más que la razón: sentido común, sentido práctico, sensorialidad.
Poca combatividad. pero dulzura y seducción que le hacen capaz para encontrar su camino en la vida.
MERCURIO, al contrario, es un tipo con dominante cerebral. Las otras dos zonas son más finas y más reducidas, tanto en el marco como en los receptores, pero tienen un modelado tónico, cuyo resultado es una actividad de ritmo rápido, la acción manual está aquí al servicio de una inteligencia viva. Si la sensibilidad, en tanto que reacciona a los acontecimientos, está en viva revancha, la afectividad es superficial y seca, sin ternura.
La aleación Venus - Mercurio mostrada aquí, ofrece dominante Mercurio, pero Venus está, a veces, inscrita en una discreta expansión del marco del rostro, que es menos plano que el de Mercurio, más redondeado y más dulce. La acción es por cierto rápida. pero con soltura. La Sensibilidad es viva, la sequedad de Mercurio esta aquí moderada por la ternura de Venus. La inteligencia tiene las capacidades lógicas de Mercurio, a veces alimentada por la sensorialidad de Venus. Esta aleación, por su delicadeza, rechaza todo lo que sea grosero, material, no Se place más que en un mundo refinado y aprecia sobre todo la calidad tanto en los Seres como en los objetos.

VENUS ­- LUNA
La aleación de Venus y Luna se encuentra a menudo, pues estos dos tipos son bastante parecidos.
VENUS es una dilatada de tono medio, con dominante instintivo - afectiva, de frente reducida en relación con las otras zonas, pero con grandes ojos que perciben bien las cosas, con buena adaptación práctica para las tareas familiares y excelente sensorialidad, pero con poca apertura para los problemas intelectuales propiamente dichos.
En ella, el sentimiento prevalece sobre la razón y comprende las situaciones más por intuición que por un razonamiento lógico.
Es poco combativa: triunfa más bien por la dulzura y la seducción.
LUNA también es un dilatado, pero muy marcado por la atonía. Por ello tiene, sobretodo, virtudes pasivas: dulzura, paciencia, dependencia, espíritu de sumisión y en cierta medida, también pereza.
La redondez de la frente indica una posibilidad de asimilación sensorial muy extensa pero poca reflexión y poco espíritu crítico.
Lo irreal (sueño) reemplaza aquí el pensamiento lógico y, a menudo, la adaptación a Ia realidad es deficiente. En la aleación de Venus y Luna prevalece la dilatación pero un tono algo mejor que Luna. La apertura de los receptores sensoriales, junto a la estructura de Ia zona cerebral, determina una morfología muy próxima noción de un medio de protección es aquí esencial, Si esta joven es feliz en el seno de su familia- padres a a Ia del niño pequeño. La característica de este rostro es pues la inmadurez, la tendencia a vivir en un mundo infantil de fantasmas, de caprichos y también con la necesidad constante de protección que es una de las inclinaciones mayores de esta joven.
Esta noción de un medio de protección es aquí esencial. Si esta mujer es feliz en el seño de su familia -padres, esposo, niños- sueña poco, la actividad de las zonas instintivo - afectiva predomina sobre la actividad cerebral. Pero supongamos que se la frustre o decepcione, buscará un refugio en su vida interior componiendo bellos sueños compensadores, o bien en la lectura.
Hace falta también, en sus empleos, un ambiente que la sostenga y la anime, no está hecha para la soledad ni para el trabajo en solitario.

VENUS - SOL
La aleación de Venus y Sol es frecuente, en general los dos tipos armonizan bien.
\/ENUS aporta su dominante de dilatación, su modelado de líneas redondeadas, la preponderancia de su zona instintivo - afectiva, la frente pequeña y redondeada y la apertura de los receptores.
SOL aporta una particular fineza de las estructuras, con un modelado plano- ondulado y la expansión muy marcada del nivel cerebral, donde predomina la zona de grandes vuelos imaginativos. Los receptores están en parte cerrados sobre todo boca y nariz, pero por el contrario, presenta unos grandes ojos luminosos ligeramente protegidos.
La aleación Venus—Sol respeta los rasgos venusinos, atinándolos, y se une a la dominante cerebral del tipo Sol donde cabe señalarlos ojos por su luminosidad.
PSICOLÓGICAMENTE, La receptividad, la dulzura y la ternura corresponden al tipo femenino. Sol añade un elemento de delicadeza, de fineza, un sentido particular de la calidad de los seres y de las cosas, una visión estética de la realidad. La dominante cerebral confiere también cualidades intelectuales que no posee Venus, intuición para las cosas elevadas, aptitud particular para ver los problemas en todas sus implicaciones, para combinar proyectos y encontrar soluciones.
El carácter de este tipo de aleación Venus ­ Sol, visto en su conjunto, es el de una gran dama a la que repugna toda familiaridad y no se complace más que en un medio refinado, queriendo rodearse de cosas bellas y vistiendo con distinción.
Sus aptitudes le permiten ocupar puestos de Cara al público, esencialmente en los ámbitos donde la calidad de vida es primordial, principalmente en el arte y la decoración.
Es adecuada para dirigir una exposición (un salón) y recibir artistas, escritores, pintores o músicos con los que le gusta relacionarse.

JÚPITER - SATURNO
El antagonismo de Júpiter y Saturno es, como se sabe una oposición típica.
JÚPITER tiene el rostro ancho con forma de rectángulo con ángulos redondeados. La frente parece grande a causa de la calvicie, frecuente en este tipo, pero en realidad es de dimensiones medias con una redondez regular.
Frente y sienes siguen en armonía. Los receptores están abiertos, Esta morfología indica la apertura al mundo, la extraversión, la facilidad de adaptación en la mayor parte de los medios y una inteligencia concreta, pragmática, La amplitud de la zona mandibular indica, al mismo tiempo, los instintos del “bon vivant" y las capacidades del hombre de negocios.
SATURNO es el opuesto, pues la retracción domina en este rostro alargado, marcado de surcos y de salientes, con los receptores cerrados. La frente, en particular, esta diferenciada por todas partes, y con los ojos hundidos, indica la introversión del pensamiento, la espontaneidad frenada por una reflexión que va hasta la rumiación y la perplejidad. Poca apertura hacia la vida social, con una marcada tendencia hacia la soledad.
La aleación Júpiter-Saturno tiene aquí la expansión vital de Júpiter, sus grandes capacidades para resolver los problemas concretos. Pero Saturno, marcado por la apertura de los receptores, aporta un factor de elección, de análisis crítico, de reflexión y de serenidad que puede enriquecer las capacidades de Júpiter.
Conviene añadir, que en el retrato escogido, la gran frente con su amplia zona imaginativa, resulta del aporte de un tercer tipo, el tipo Sol, marcado también en la expresión de sus ojos. Esta tercera componente, con la aleación, nos da un hombre valioso, dotado de capacidad intelectual fuera de lo común, asociando la voluntad de acción a una gran serenidad, de manera, que, si Júpiter, con sus aptitudes de buen gestor, comerciante o industrial, le permite dirigir una empresa o estar en contacto con sus empleados, el hombre de aleación tiene más envergadura v es capaz de hacer frente a los problemas que tengan un cariz de importancia. Puede también hacerse notar por su capacidad en las carreras liberales y en la enseñanza superior.

MERCURIO ­- LUNA
El contraste entre Mercurio y Luna está muy marcado.
MERCURIO, efectivamente, tiene firmeza general en la conformación, un rostro de contorno preciso, indicando a la vez sensibilidad muy viva y tonicidad bien marcada, resultando un sujeto muy activo, con gran movilidad, de ritmo rápido, opuesto a la pesadez de Tierra, como ya se ha visto. Por otra parte, la delicadeza de los contornos y el ensanchamiento hacia lo alto, marcándose notablemente en la anchura de la nariz en su raíz y la posición alta de las mejillas. Alin,ados con el ensanchamiento de la frente en forma de trapecio, modelado plano, indican una tendencia neta a la sublimación de la vida instintiva y de los sentimientos; esta sublimación le lleva incluso hasta la sequedad de la vida afectiva, transferida hacia el campo del pensamiento. De manera que, la inteligencia es viva y critica, pero profundiza poco en los problemas, teniendo todas las características de lo que se denomina “espíritu", en el sentido popular de la palabra.
Esto es completamente diferente a lo que aporta LUNA con su dilatación marcada por Ia atonía y Su expansión cerebral en la que la frente diferenciada y los ojos átonos indican un pensamiento irreal donde los fantasmas dominan; la estructura general de este rostro se aproxima al niño pequeño.
En un caso extremo, la relativa frialdad sentimental de Mercurio, con la tendencia de Luna de ver la realidad a través de la bruma de la imprecisión puede engendrar conductas perversas y, principalmente una tendencia a la mentira y a la estafa sentimental.
Es cierto que en este tipo de aleación hay disposición artística, no es que esta dama tenga aptitudes creativas, pero si para aquellas actividades que necesiten el gusto por las cosas delicadas, la fineza de las líneas y formas como las artes decorativas o los oficios relacionados con la moda. Tiene gusto, se vista y arregla con elegancia. Ama el lujo, y como tiene poca potencia de acción para alcanzarlo, buscará la protección de un hombre capaz de satisfacerla, incluso en sus caprichos.
Hay que subrayar que en este tipo de aleación hay, por Luna, una cierta fragilidad nerviosa. Si no está protegida, al contacto de una realidad hiriente, está expuesta a momentos de claudicación, bajo la forma de astenia o angustia nerviosa. e incluso podría caer en la droga, para escapar a la realidad.

Ilustraciones y texto: Extraído del libro del Dr. Louis Corman
M. Moisés Acedo Codina - Morphopsychologue nº3898 SFM París

Para más información:
http://www.morfopsicologia.org/
http://gabinetedemorfopsicologia.blogspot.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario