Bienvenidos a: WWW.MORFOPSICOLOGIA.ORG / GABINETE DE MORFOPSICOLOGÍA - El lugar de la interpretación del rostro, Morfopsicología y Fisiognomía humana, con máxima experiencia y reconocimiento - Seguidores de todo el mundo nos avalan - Atención directa de profesionales como psiquiatras, psicólogos y morfopsicólogos - Conócete a ti mismo y a los demás al 100% mediante la interpretación facial - Descubre tus competencias innatas y recibe orientación académica y/o laboral personalizada, con asesoramiento para empresas, seleccionando al personal adecuado para cada lugar - Vive una relación de pareja más plena conociendo mejor a tu compañero/a - Mejora tu salud psicológica y física con soluciones precisas y rápidas - Posibilidad de cursos, talleres y formación online con obtención de reconocidos Diplomas y PostGrados - Y recuerda... "comprende y nunca juzgues" - Haz tu consulta sin compromiso y te contestaremos lo más rápidamente posible - www.morfopsicologia.org - Gabinete de Morfopsicología ©2017 - Moisés Acedo Codina -

miércoles, 25 de septiembre de 2013

EL MAL Y EL BUEN COMERCIAL ¿Cómo debería ser el rostro?


A continuación explicaré con 3 sencillos elementos, la predisposición innata del buen comercial, así como la facilidad para conectar con el comprador. También cabe decir que no existe nada concluyente, sino tendente, ya que habría que determinar otros muchos factores, además de considerar que el hombre está en constante cambio.

EL MAL COMERCIAL


LA FRENTE:

La disposición de la frente en vertical, no insiste cuando recibe un "NO ME INTERESA". Además no son personas espontaneas, retirándose fácilmente tras una negativa. Son para trabajos y labores más estáticos.


LA NARIZ:

La nariz no se proyecta, es pequeña y de poca carnosidad. No llega a conectar con el entorno social. Son personas que se quedan a la espera sin llegar a dar el primer paso. Además se muestran reservados y algo frívolos. Elemento fatal para ser un buen comercial.


LA BOCA Y EL MENTÓN:

La boca que parece triste y cae en sus comisuras. Esto nos indica que existe dificultad para el diálogo, o sencillamente que no le gusta hablar. El mentón en retroceso o "piñón" como llamamos en Morfopsicología, pertenece a personas inseguras o extremadamente prudentes. En este caso, tanto la boca como el mentón, no son los más apropiados para ser comercial.



EL BUEN COMERCIAL



LA FRENTE:
La frente inclinada aporta actividad y ayuda a resistir el "NO ME INTERESA". Este tipo de frentes insisten e insisten, hasta llegar a convencer y conseguir así su objetivo.


LA NARIZ:

Es quizás el elemento más importante, encargada de "conectar" con las personas. Debe estar proyectada o apuntando hacia delante. Como vulgarmente se suele decir: "mete las narices en todos los sitios". También debe ser carnosa o con la suficiente "chicha" para ofrecer diplomacia y buen trato, ya que la nariz seca es más radical y fría.


LA BOCA Y EL MENTÓN:

La boca tiene que parecer que siempre sonríe (boca tónica). Es la que posee más facilidad para la palabra (boca del político). También es muy interesante que el mentón esté dispuesto hacia delante, para dar "empuje" a la persona y que no se acobarda ante nada.


Ilustración y textos: Moisés Acedo Codina
Morphopsychologue nº3898 SFM París

NUESTRO LIBRO MANUAL:

PARA MÁS INFORMACIÓN:

CORREO ELECTRÓNICO:
Informacióninfo@morfopsicologia.org

2 comentarios:

  1. Muy original la propuesta de como debería ser un buen y mal comercial, lo de las imágenes es, desde luego muy novedoso.

    ResponderEliminar