Bienvenidos a: WWW.MORFOPSICOLOGIA.ORG / GABINETE DE MORFOPSICOLOGÍA - El lugar de la interpretación del rostro, Morfopsicología y Fisiognomía humana, con máxima experiencia y reconocimiento - Seguidores de todo el mundo nos avalan - Atención directa de profesionales como psiquiatras, psicólogos y morfopsicólogos - Conócete a ti mismo y a los demás al 100% mediante la interpretación facial - Descubre tus competencias innatas y recibe orientación académica y/o laboral personalizada, con asesoramiento para empresas, seleccionando al personal adecuado para cada lugar - Vive una relación de pareja más plena conociendo mejor a tu compañero/a - Mejora tu salud psicológica y física con soluciones precisas y rápidas - Posibilidad de cursos, talleres y formación online con obtención de reconocidos Diplomas y PostGrados - Y recuerda... "comprende y nunca juzgues" - Haz tu consulta sin compromiso y te contestaremos lo más rápidamente posible - www.morfopsicologia.org - Gabinete de Morfopsicología ©2017 - Moisés Acedo Codina -

miércoles, 20 de noviembre de 2013

EL TONO: ACTIVIDAD O PASIVIDAD - Ley cuantitativa y cualitativa nerviosa


1 - El individuo proactivo o tónico: tiene una conducta con más voluntad y espíritu de lucha ante el trabajo. No se deja llevar. La conexión con el mundo exterior es más fluida y rica, con buena toma de consciencia social y de sí mismo. Las personas tónicas siempre muestran más intereses e interactúan con el entorno, así como también tienden a una buena reserva para la actividad física. Indica que el sujeto tiene voluntad y espíritu de lucha, siendo más trabajador. También potencia la combatividad, precisión y claridad en las ideas.

¿Cómo es el rostro tónico? Las carnes son firmes y todo tiende a subir. La piel está pegada al rostro y a menudo sonrojada por buena irrigación sanguínea. Los ojos son rasgados y la boca parece que sonríe. En definitiva, es una cara más tensa, jovial y vigorosa. Suelen ser personas ágiles y que se mueven con mucha vitalidad.

2 - El individuo reactivo o átono: se deja arrastrar hacia donde sopla el viento, sin ofrecer resistencia ni oposición al respecto. Es un síntoma de estancamiento y pasividad. La voluntad y el rendimiento es inferior. Tienden a ser algo inconscientes y suelen mostrar desinterés con el mundo exterior. La actividad física les cansa y abandonan con cierta facilidad. Le falta objetividad y sentido de competición. Son imprecisos y algo torpes en su manera de obrar. No obstante, son muy receptivos e intuitivos.


¿Cómo es el rostro átono? Los contornos de la cara son flácidos, y caen hacia abajo por su propio peso. El color es pálido y los ojos parecen tristes. La boca cae en sus comisuras. Si la atonía es grande ofrece una visión de rostro apenado y sin voluntad. Son personas que andan arrastrando los pies, con brazos colgando y la espalda curvada, mostrando una gran falta de vitalidad física y también psíquica.

No existe nada mejor ni peor, sino una rica combinación de los elementos. En el ejemplo describo el tónico y el átono puro... y eso prácticamente no existe. Lo tónico es emisivo y lo átono receptivo. Tan negativo es ser absolutamente tónico como íntegramente átono, sin embargo, si un individuo posee una mezcla armoniosa de ambos, se pueden lograr sorprendentes resultados, ampliando así el campo de consciencia y puntos de mira.



Ilustración y textos: Moisés Acedo Codina
Morfopsicólogo nº3898
Modelo: Mª Carmen Codina

NUESTRO LIBRO MANUAL:

PARA MÁS INFORMACIÓN:

CORREO ELECTRÓNICO:
Información: info@morfopsicologia.org

No hay comentarios:

Publicar un comentario