Bienvenidos a: WWW.MORFOPSICOLOGIA.ORG / GABINETE DE MORFOPSICOLOGÍA - El lugar de la interpretación del rostro, Morfopsicología y Fisiognomía humana, con máxima experiencia y reconocimiento - Seguidores de todo el mundo nos avalan - Atención directa de profesionales como psiquiatras, psicólogos y morfopsicólogos - Conócete a ti mismo y a los demás al 100% mediante la interpretación facial - Descubre tus competencias innatas y recibe orientación académica y/o laboral personalizada, con asesoramiento para empresas, seleccionando al personal adecuado para cada lugar - Vive una relación de pareja más plena conociendo mejor a tu compañero/a - Mejora tu salud psicológica y física con soluciones precisas y rápidas - Posibilidad de cursos, talleres y formación online con obtención de reconocidos Diplomas y PostGrados - Y recuerda... "comprende y nunca juzgues" - Haz tu consulta sin compromiso y te contestaremos lo más rápidamente posible - www.morfopsicologia.org - Gabinete de Morfopsicología ©2017 - Moisés Acedo Codina -

lunes, 20 de octubre de 2014

¿LA CIRUGÍA CAMBIA NUESTRO CARÁCTER?


Nuestras ideas y proyectos, así como el origen de nuestro comportamiento, reside en el interior de nuestro cerebro, en un mundo de realidad inmaterial. Estas ideas necesitan plasmarse en el mundo físico a través de nuestro cuerpo. Una persona con necesidad de contacto físico, como por ejemplo el beso, se plasmará en unos labios carnosos, con posible mandíbula y cuello anchos. Sin embargo, el control de ese mismo beso, lo veremos en una boca con labios finos. Recordemos que todo lo que va hacia afuera, va a la búsqueda, y lo retraído se protege o controla. Desde el feto materno, el cerebro va formando y recibiendo estímulos, que paulatinamente plasma al rostro... por eso podemos decir con toda seguridad, que es el reverso del cerebro. Por consiguiente, habrá que considerar seriamente cualquier operación de cirugía estética, si no queremos sufrir graves consecuencias, con posibles e irreversibles consecuencias posteriores.

¿Por qué?
Una persona cariñosa que ha sido “diseñada” para dar calor humano, abrazos o besos, a través de su nariz carnosa, se somete a cirugía estética por imagen, disminuyéndose considerablemente la carnosidad de su nariz..


¿Qué ocurrirá?
Desgraciadamente se creará un antagonismo, partiendo de los más profundo de su ser, que afectará totalmente a su equilibrio. Su cerebro ordenará: “¡necesito contacto!”, y su nariz recién operada contestará: “¡no quiero tocar a nadie!”. Es como si un pianista pierde la mano… los efectos pueden ser devastadores.

No obstante, hay que decir que también existen cambios estéticos favorables, que pueden beneficiar al individuo tras la operación, aunque claro está, surgidos de la más pura casualidad. Desgraciadamente, los médicos desconocen por completo la Morfopsicología, pensando que cuerpo y alma no tienen conexión, cuando es absolutamente erróneo.
Cualquier cambio posterior a lo ya “consolidado” por nuestro cerebro, será de muy complicada o imposible integración. Explico 4 ejemplos, siendo la imagen nº1 el original de esta bella chica:

Imagen nº1
: la chica tiene una nariz carnosa y necesita estar en contacto. Por tanto, le gustará dar palmadas en los hombros o estrechar manos, al igual que ofrecerá un trato más diplomático hacia los demás.

Imagen nº2:
se somete a cirugía, dejando su nariz más pequeña. Las personas con este tipo de nariz “seca” no soportan que les toquen, creando un antagonismo fuerte: la mente dice “quiero un abrazo” y la nariz responde “en absoluto”. Además, suelen ser bastante frías en el trato.

Imagen nº3:
se somete a cirugía, dejándo el labio más fino. El comportamiento se verá afectado por conductas contradictorias a nivel de instintos: disminuirán las ansias de comer, sobre todo de alimentos blandos como la bollería. También disminuirán las ganas de besar, así como la necesidad de intercambios físicos. Este tipo de boca denota siempre un control sobre los instintos. Si la cara está en reposo indicará sublimación de los mismos, pero si vemos indicios de tensión, pueden aparecer represiones tras la intervención quirúrgica.

Imagen nº4:
se somete a cirugía, dilatando los labios. Este tipo de boca, necesita muchos intercambios con el exterior: besos, comida, sexo... por tanto, la persona puede experimentar un cambio enorme, llegando a perder el control si la diferencia es grande.

Como hemos visto, estos cambios pueden modificar "de repente" nuestro comportamiento, desencadenando posibles problemas psicológicos a nivel de pulsiones. El cuerpo no ha tenido tiempo de "asimilar" o integrar estos nuevos elementos, generando así posteriores desequilibrios.



Teorías, textos e imágenes:
Profesor Moisés Acedo Codina - Morfopsicólogo nº3898
Modelo: Olga I.

NUESTROS MANUALES Y LIBROS:

Si quieres aprender GRATIS clica "me gusta" en este enlace:
Gabinete de Morfopsicología - Facebook

CURSO INTENSIVO 3 SEMANAS +DIPLOMA +3 LIBROS Y ARCHIVOS VARIOS...
TODO POR SÓLO 25€ ! » HAZ CLIC AQUÍ MISMO «

*Una vez verificada la inscripción, nos pondremos en contacto con la mayor brevedad, al correo electrónico facilitado al efectuar la misma inscripción (vía Paypal).

PARA MÁS INFORMACIÓN:

CORREO ELECTRÓNICO:
Información: info@morfopsicologia.org

No hay comentarios:

Publicar un comentario