Bienvenidos a: WWW.MORFOPSICOLOGIA.ORG / GABINETE DE MORFOPSICOLOGÍA - El lugar de la interpretación del rostro, Morfopsicología y Fisiognomía humana, con máxima experiencia y reconocimiento - Seguidores de todo el mundo nos avalan - Atención directa de profesionales como psiquiatras, psicólogos y morfopsicólogos - Conócete a ti mismo y a los demás al 100% mediante la interpretación facial - Descubre tus competencias innatas y recibe orientación académica y/o laboral personalizada, con asesoramiento para empresas, seleccionando al personal adecuado para cada lugar - Vive una relación de pareja más plena conociendo mejor a tu compañero/a - Mejora tu salud psicológica y física con soluciones precisas y rápidas - Posibilidad de cursos, talleres y formación online con obtención de reconocidos Diplomas y PostGrados - Y recuerda... "comprende y nunca juzgues" - Haz tu consulta sin compromiso y te contestaremos lo más rápidamente posible - www.morfopsicologia.org - Gabinete de Morfopsicología © - Moisés Acedo Codina -

domingo, 27 de diciembre de 2020

✝️Magdalena Solís: la sacerdotisa sangrienta. Psicología y Fisiognomía 2020

Magdalena Solís (Tamaulipas, década de 1930 o 1940). Fue una asesina en serie y líder sectaria mexicana, conocida como la Gran Sacerdotisa de la Sangre. Fue responsable de por lo menos 8 asesinatos, según algunas fuentes su número real de víctimas asciende a 15, cometidos en la pequeña comunidad de Yerba Buena (San Luis Potosí), cercana a la ciudad de Monterrey, en el estado mexicano de Nuevo León. Su historia se trata de uno de los pocos casos documentados de asesinas en serie femeninas que tuvieron una clara motivación sexual (era una criminal sexual). Era una asesina organizada, visionaria, sedentaria, depredadora sexual y que mataba en grupo.



Perfil psiquiátrico:


Magdalena Solís provenía de una familia de escasos recursos, y muy probablemente, disfuncional. Aparentemente, comenzó a ejercer el oficio de la prostitución a temprana edad; oficio en el que laboraría hasta su unión, junto con su hermano Eleazar Solís (quien también trabajaba como su proxeneta), a la estafa y secta de Santos y Cayetano Hernández, en 1963. Tras su ingreso a la secta, Magdalena Solís desarrolló una grave psicosis teológica, ya que era una fanática religiosa, sufría de delirios religiosos y delirios de grandiosidad, además de una marcada perversión sexual que se expresaba en el consumo de la sangre de sus víctimas (vampirismo) y en el terrible sadismo con el que perpetró sus crímenes (véase: sadomasoquismo), contando también prácticas de fetichismo y pedofilia.


La secta de los Hermanos Hernández:


A finales de 1962 y principios de 1963, los hermanos Santos y Cayetano Hernández, un par de delicuentes de poca monta, idearon una estafa, que ellos creyeron era brillante y sería la solución a todos sus problemas monetarios. Llegaron al pequeño pueblo de Yerba Buena (una comunidad marginada del norte de México, con un poco más de 50 habitantes, todos ellos sumidos en la pobreza extrema y en su mayoría analfabetos) y se autoproclamaron profetas y sumos sacerdotes de los «poderosos y exiliados dioses incas».

Les dijeron que «los dioses Incas, a cambio de adoración y tributos, les otorgarían tesoros escondidos en las cuevas de las montañas aledañas al poblado, (lugar donde también realizaban sus ritos); y que pronto vendrían a reclamar la potestad sobre su antiguo reino, y castigarían a los incrédulos.»

Los Hernández, por completo ignorantes de la mitología inca y prehispánica de Perú (empezando por el hecho de que los incas nunca habitaron México), convencieron a muchos de los habitantes de Yerba Buena quienes, presos de la ignorancia y la miseria, creyeron en tal absurdo. Así los Hernández fundaron una secta relativamente nutrida; exigieron a los adeptos tributos económicos y sexuales (tanto a mujeres como a hombres). Los Hernández pasaron de ser unos simples ladronzuelos a estafadores y esclavistas sexuales, que organizaban orgías durante las cuales usaban narcóticos.

El culto permaneció así funcionando sin problema durante un tiempo, después del cual los creyentes comenzaron a impacientarse al no ver cumplirse las promesas. Entonces, idearon un plan: fueron a Monterrey en busca de prostitutas que quisieran formar parte de la farsa, y ahí es cuando contactaron a Magdalena y su hermano, quienes accedieron.

Durante un ritual, presentaron (con ayuda de un truco de magia barato: una cortina de humo) a Magdalena Solís como la reencarnación de una diosa. Con lo que nadie contaba es que Magdalena Solís se lo creería.


Crímenes:


Poco después de entrar a la secta, Magdalena Solís tomó el mando. Para ese entonces dos adeptos, hartos de los abusos sexuales, quisieron abandonar la secta. Los demás creyentes, presos del miedo, los acusaron ante "los sumos sacerdotes". La condena de Solís fue clara: pena de muerte. Los dos infortunados fueron linchados por los aterrados adeptos.


"El ritual de la sangre":


Posterior a estos dos primeros asesinatos, como es característico de los asesinos en serie, sus crímenes evolucionaron y se tornaron más violentos. Aburrida de las simples orgías, comenzó a exigir sacrificios humanos e ideó un "ritual de la sangre": El sacrificado (que era siempre un miembro disidente) era brutalmente golpeado, quemado, cortado y mutilado por todos los miembros del culto. Posteriormente se le practicaba una sangría: la víctima era desangrada hasta morir. La sangre se depositaba en un cáliz mezclada con sangre de pollo (el ritual también incluía sacrificios animales y el uso de narcóticos como marihuana y peyote).

Solís bebía del cáliz y después daba a beber a los sacerdotes (los hermanos Hernández y Eleazar Solís) y, finalmente, daba a los demás miembros. Supuestamente esto les otorgaba poderes extra-naturales, y para terminar le sacaba el corazón al sacrificado.

Basándose en elementos, ahora sí, de la mitología azteca, aseguraban que «la sangre era el único alimento digno para los dioses; a través de ella preservaba su inmortalidad, "la diosa" necesitaba beber sangre para mantenerse eternamente joven». Así, supuestamente Magdalena Solís era la reencarnación de la diosa azteca Coatlicue.

Las carnicerías duraron seis semanas continuas del año de 1963, periodo en el cual 4 personas murieron de esta terrible forma. En los últimos sacrificios se llegó a extraer el corazón de las víctimas vivas.


Últimas víctimas:


Una noche del mes de mayo de 1963, un joven de 14 años de edad vecino de la localidad, Sebastián Guerrero, deambulaba por las cercanías de las cuevas en donde la secta de Solís realizaba sus ritos. Atraído por las luces y los ruidos que salían de una de las cuevas, entró a husmear; se encontró con un terrible espectáculo, y en silencio observó la atroz masacre que sufrió una pobre y desconocida víctima.6

Aterrado, corrió más de 25 kilómetros, desde Yerba Buena hasta la localidad de Villa Gran, lugar donde se encontraba la estación de policía más cercana. Exhausto y todavía en estado de shock, no acertó en dar ninguna otra descripción del "grupo de asesinos, que presas del éxtasis, se aglutinaban para beber sangre humana", como vampiros.

Los oficiales se rieron de las declaraciones balbuceantes de Guerrero, y las tomaron como los delirios de un muchacho perturbado o drogado. A la mañana siguiente, un oficial (el investigador Luis Martínez) lo escoltó a su casa y de paso podría mostrarle "donde había visto a los vampiros". Ese fue el último día que Sebastián Guerrero y Luis Martínez fueron vistos con vida.


Aprehensión y condena:


La policía, consternada por las desapariciones de Guerrero y Martínez, tomó el caso en serio, y ahí fue cuando se comenzó a hablar de una secta satánica. El 31 de mayo de 1963, la policía en conjunto con el ejército desplegaron un operativo en Yerba Buena. Detuvieron a Magdalena y Eleazar Solís en una finca de la localidad, los cuales tenían en su poder una considerable cantidad de marihuana. Santos Hernández murió abatido por las balas de la policía al resistirse al arresto. Cayetano Hernández fue víctima de sus propias mentiras: fue asesinado por uno de los miembros locos de la secta, llamado Jesús Rubio, que ante la crisis quiso poseer una parte del cuerpo de un sumo sacerdote para protegerse.

En pesquisas posteriores se encontraron, primeramente, los cadáveres descuartizados de Sebastián Guerrero y Luis Martínez, cerca de la finca donde fueron detenidos los hermanos Solís (a este último se le había extirpado el corazón, al estilo de los sacrificios aztecas), y después fueron hallados los cuerpos, también descuartizados, de las otras 6 personas, en las inmediaciones de las cuevas.


Magdalena y Eleazar Solís fueron condenados a 50 años de prisión, por tan solo 2 homicidios (los de Guerrero y Martínez), ya que no se les pudo comprobar su participación en los otros 6 asesinatos porque todos los miembros del culto detenidos se negaron a declarar.

Muchos de los miembros de la secta murieron abatidos en el tiroteo con la policía ya que, armados, se atrincheraron en las cuevas. Los que cayeron detenidos fueron condenados a 30 años de prisión por 6 cargos de asesinato en la modalidad de "homicidio en grupo o pandilla, o linchamiento", y su condición de analfabetismo y pauperismo sirvieron de atenuantes. No fue hasta años después que algunos exmiembros de la secta hablaron de los horrores del culto.


Morfopsicología y breves elementos fisiognómicos:


Sienes y ojos hundidos: esto produce ideas laberínticas y TOC, haciendo que la persona piense de forma recurrente en ideas fijas laberínticas, llegando a la locura en muchos casos.

Modelado abollado: es un contorno de entrantes y salientes huesudos. Produce extremo fanatismo, blanco o negro, amor u odio.

Pómulos muy dilatados: denota mucho amor propio, no dejándose doblegar por nada, e imponiendo la propia voluntad por las buenas o por las malas: en su caso la voluntad era la de realizar y ordenar sacrificios.

Nariz cóncava: cuando la nariz apunta hacia arriba (del niño), significa capricho, inmadurez, imposición, autoridad, exigencia.

Signos de represión: pulsiones no satisfechas y no integradas de forma correcta en el pasado. Ira y rencor presentes.#MoisésAcedoCodina #Morfopsicología #Fisiognomía #Interpretacióndelrostro #Psicología #México #Colombia #España #Catalunya #Rusia #Argentina #Portugal #Brasil #China #UnitedStates #Antropometría #Antropología #Morfología

Profesor Moisés Acedo Codina
Morfopsicólogo y Fisonomista colegiado nº0003898


*Una vez verificada la inscripción, nos pondremos en contacto con
la mayor brevedad, al correo electrónico facilitado al efectuar la misma.

PARA MÁS INFORMACIÓN:

CORREO ELECTRÓNICO:

🔪 Dennis Rader: fatal psicópata criminal y asesino en serie 2020

Dennis Lynn Rader (9 de marzo de 1945) es un asesino en serie estadounidense, convicto por los asesinatos de diez personas en Wichita, condado de Sedgwick, Kansas, entre 1974 y 1991. Sus alias más conocidos eran Asesino BTK o Mago BTK, letras correspondientes a Bind, Torture and Kill ('Atar, torturar y matar' en español), describiendo así su modus operandi.

Poco después de los asesinatos, el Asesino BTK escribió algunas cartas enviadas a la policía y a agencias de noticias locales, donde se mofaba de los crímenes y daba detalles precisos de cada asesinato.

En el 2004, luego de muchos años de infructuosa búsqueda, esas cartas impulsaron nuevamente la investigación, llevando así a su arresto en el 2005 y subsecuente condena.



Primeros años de vida:


Rader era el mayor de cuatro hermanos,1​ hijos de William Elvin Rader y de Dorothea Mae Cook. Creció en Wichita y asistió a la Riverview School, para luego graduarse de la Wichita Heights High School. De acuerdo a varios reportes y a sus propias confesiones, de niño solía ser cruel con los animales,2​1​ un síntoma clásico que muchos psicópatas muestran en su infancia. Desde 1965 y hasta 1966 asistió a la Wichita Wesleyan University. Consecuentemente, pasó cuatro años (1966-1970) en la Fuerza Aérea de los Estados Unidos, viviendo en Texas, Alabama, Okinawa, Corea del Sur, Grecia y Turquía.


Una vez de regreso en Estados Unidos, Rader vivió en Park City, un suburbio ubicado siete millas al norte de Wichita. Allí trabajó en la sección de carnes del supermercado Leekers IGA, junto a su madre, quien tenía empleo como contable.


Vida personal:


Rader asistió al Butler County Community College en El Dorado, Kansas, logrando un grado de asociado en Electrónica en 1973. Se matriculó en la Universidad Estatal de Wichita (Wichita State University) en ese mismo otoño. Se graduó de allí en 1979 con un título de grado como Funcionario de Justicia. Se casó con Paula Dietz, una germano-americana, el 22 de mayo de 1971, y tuvieron un hijo y una hija.

De 1972 a 1973, Rader trabajó como ensamblador para la Coleman Company y luego trabajó en 1973 por poco tiempo en Cessna. De noviembre de 1974 hasta ser despedido en julio de 1988, Rader trabajó de agente de seguridad privada para la compañía ADT, encargada de colocar alarmas en locales y comercios.

En 1989, previo al Censo Federal de 1990, Rader trabajó de supervisor en el censo llevado a cabo en el área de Wichita.

En 1991, Rader trabajó para otra compañía encargada del control de animales, zonificación, problemas de vivienda, entre otras tareas. Trabajando allí, los vecinos lo catalogaban como alguien excesivamente entusiasta y estricto; además, fue blanco de quejas, especialmente de una vecina que se quejó de que Rader había sacrificado a su perro sin razón alguna. El 2 de marzo de 2005, el ayuntamiento de Park City despidió a Rader por ausentarse del trabajo y no avisar de su ausencia; el problema era que había sido arrestado siete días antes por los asesinatos.

En el Condado de Sedgwick, Rader trabajó tanto en el Departamento de Zonificación como en la Asesoría de Control Animal, donde fue nombrado como miembro en 1996 hasta su renuncia en 1998. Era miembro de una Iglesia Luterana, cercana a su antigua escuela secundaria a donde asistían alrededor de 200 personas. Había asistido allí por 30 años aproximadamente y había sido elegido Presidente de la Congregación. También trabajó como líder en una Organización Scout. El 27 de julio de 2005, después de la detención de Rader, el Juez de Distrito del Condado de Sedgwick, Eric Yost, no esperó los 60 días que exige la ley en estos casos y le ofreció el inmediato divorcio a la esposa de Rader debido a que su salud mental estaba en riesgo. Rader no protestó por el divorcio y el matrimonio de 33 años fue roto. Paula Rader dijo en su petición de divorcio que su condición tanto física como mental había sido adversamente afectada por el matrimonio.


Asesinatos y detención:


En el año 2004, el caso del Asesino BTK estaba archivado; casi no había esperanzas de atrapar a este criminal, por lo que se hizo un 'último y desesperado intento' por atraparlo, haciendo exámenes con el ADN extraído de las uñas de algunas víctimas. En este intento, la policía tomó muestras de ADN a miles de hombres que se ofrecían sintiéndose estigmatizados incluso por sus familias quienes a veces creían que ellos eran el Asesino BTK, en ese intento de demostrar no ser un asesino, estos hombres ofrecían sus muestras biológicas para limpiar sus nombres.

Dennis Rader no estaba ni siquiera en la lista de sospechosos de la policía. Empezó a enviar pistas para que lo encontraran en una muestra total de arrogancia. En la última pista que envió preguntó si podrían saber de quién se trataba si enviaba un CD. La policía ya contaba con ayuda tecnológica: respondieron a través de un diario que envió el CD y que no podrían saber quién lo remitía. Rader mandó el CD con un único archivo. Así la policía comprobó rápidamente los metadatos del documento de Microsoft Word. En los metadatos, la policía encontró que el que escribía la carta se hacía llamar 'Dennis'. También encontraron una conexión a una Iglesia Luterana. Así, la policía buscó en internet "Lutheran Church Wichita Dennis" (textualmente) "Iglesia Luterana Wichita Dennis". De esta manera, los investigadores encontraron a su sospechoso, Dennis Rader, diácono luterano.

Sin embargo, debían conseguir más evidencias. Los investigadores sabían que el asesino BTK tenía un Jeep Cherokee. Cuando fueron a casa de Rader, un Jeep Cherokee estaba en su garaje, sin embargo, no era evidencia suficiente para detenerlo, por lo que se le pidió a la universidad donde asistía su hija, que prestara una muestra de sangre, que esta dejó como requisito para ingresar; se determinó que la muestra de ADN era similar con respecto a la hallada en las escenas de los crímenes.

El 25 de febrero de 2005, Dennis Rader fue arrestado. El 27 de junio de ese año se declaró culpable por los "Asesinatos BTK" y el 18 de agosto de 2005 fue sentenciado a 10 cadenas perpetuas consecutivas (una por cada muerte).

Dennis Rader podrá optar a la libertad condicional después de cumplir 175 años en prisión, es decir, en el año 2180.

Rader se salvó de la pena de muerte debido a que el estado de Kansas reinstauró esta pena en 1994, tres años después del último asesinato de BTK.


Víctimas y modus operandi:


En 1974, Rader asesina a la familia Otero.

Joseph Otero, esposo de Julie Otero. 38 años.

Julie Otero, esposa de Joseph. 34 años.

Joseph Otero II, hijo. 9 años.

Josephine Otero, hija. 11 años.

Shirley Vian, 26 años.

Nancy Fox, 25 años.

Marine Hedge, 53 años.

Vicki Wegerle, 28 años.

Dolores Davis, 62 años.


Morfopsicología y breve análisis:


Es el mayor de 4 hermanos: posible Síndrome de Caín inicial, con posterior desarrollo de psicopatía debido a los celos en su infancia.

Signos de represión: indican insatisfacciones, generalmente fantasías sexuales, por las cuales terminan matando para experimentar más placer.

Ojos retraídos: vivencia de un mundo propio, apartado de la realidad, que a veces puede ser bueno y otras malo, como es su caso.

Zona media del rostro retractada: la zona media es muy retraída en altura, denotando un fondo grande de inhibición emocional, y por tanto de psicopatía. Estamos delante de un psicópata criminal puro y duro. Los asesinos en serie casi siempre tienen su zona media corta en altura. Aquí vemos el afán de protagonismo, egocentrismo y narcisismo propios del psicópata, con la imposición de la propia voluntad.

Mandíbula dilatada: es la realización de los proyectos, ya que pertenece al Complejo "R". Cuanto más dilatada sea la mandíbula, más realizadora será la persona. En su caso y desgraciadamente, no dudó en llevar a cabo todas sus fantasías más sanguinarias imaginables, a la pura realidad. 

Lóbulo de la oreja dilatado: esto denota gran sexualidad, junto a su cuello dilatado. También observamos el Signo de Frank ligeramente dibujado (línea horizontal en el lóbulo), y por tanto es probable que Dennis deje este mundo con un posible ataque al corazón.#MoisésAcedoCodina #Morfopsicología #Fisiognomía #Interpretacióndelrostro #Psicología #México #Colombia #España #Catalunya #Rusia #Argentina #Portugal #Brasil #China #UnitedStates #Antropometría #Antropología #Morfología

Profesor Moisés Acedo Codina
Morfopsicólogo y Fisonomista colegiado nº0003898


*Una vez verificada la inscripción, nos pondremos en contacto con
la mayor brevedad, al correo electrónico facilitado al efectuar la misma.

PARA MÁS INFORMACIÓN:

CORREO ELECTRÓNICO:

☠️ Peter Kürten "el vampiro de Düsseldorf": Morfopsicología y Fisiognomía 2020

Peter Kürten (Mülheim, 26 de mayo de 1883 - Colonia, 2 de julio de 1931) fue un asesino en serie alemán, más conocido como El vampiro de Düsseldorf1​ (Der Vampir von Düsseldorf). Alcanzó fama mundial por los asesinatos en serie y los asaltos sexuales que llevó a cabo entre febrero y noviembre de 1929 en la ciudad de Düsseldorf, los cuales también hicieron famosa a esta ciudad fuera de Alemania. Kürten ganó la fama de "vampiro" al afirmar durante su juicio que había bebido la sangre de unas de sus víctimas.



Biografía:


Kürten nació en la localidad de Mülheim (ahora distrito de la ciudad alemana de Colonia) y fue el tercero de trece hermanos en el seno de una familia extremadamente pobre. Peter presenció cómo su padre, un alcóholico y violento trabajador en paro, maltrataba a su madre e, incluso, violaba con total impunidad a algunas de sus hermanas menores. Así fue como a la edad de ocho años, Kürten se escapó de su hogar familiar y dirigió sus pasos al mundo de la delincuencia en la ciudad de Düsseldorf.

A los 9 años, realiza sus primeros asesinatos cuando ahogó a dos amigos mientras se bañaban en el Rin. A excepción de estos dos casos aislados, Kürten fue intercalando sus pequeños actos de delincuencia con breves pasos por la cárcel para pagar sus fechorías. También fue contratado como perrero donde experimentó el "placer" de torturar, violar y matar a perros abandonados. No fue el único caso en la vida de Kürten donde experimentaría experiencias sexuales y torturas a animales.

Sus violentas tendencias se fueron incrementando a medida que se iba haciendo mayor. Paralelamente, Kürten necesitaba trasladar esas experiencias sanguinarias de animales a humanos. El 13 de mayo de 1913, Kürten merodeaba una casa presuntamente vacía para robar, pero en ella se encontraba Khristine Klein, una niña de trece años que dormía en su habitación. Peter, tras comprobar que no había nadie en la casa, estranguló a la joven para terminar degollándola.

Durante la Primera Guerra Mundial, Kürten fue condenado por sus habituales delitos de hurto y alguna que otra agresión sexual. Pero en 1921, Kürten se trasladó a Altenburgo, donde se casó con una mujer de buena reputación al mismo tiempo que conseguía un trabajo como chófer de camión .


Nace el "Vampiro de Düsseldorf":


En 1925, Kürten volvía a Düsseldorf para empezar su serie de crímenes. Una de sus víctimas (Rosa Ohlijer, de ocho años de edad) fue apuñalada trece veces con unas tijeras y tras beber su sangre, quemó su cuerpo con gasolina.

En 1929 llegó el año más sangriento de Kürten. El 13 de febrero, asesinó a una niña de ocho años. El 7 de noviembre, mató a dos hermanas de cinco y catorce años. En septiembre, mató a una mujer con un martillo. Y el 29 de agosto, llegó al punto álgido de su locura al matar a una niña de cinco años y enviar a un periódico local el mapa de la tumba de la asesinada.

Estos asesinatos hicieron que la ciudad de Düsseldorf viviera en un continuo estado de histeria. Nadie se atrevía a caminar solo por las calles de la ciudad. Las autoridades ofrecían una suculenta recompensa por quien diera pistas sobre la identidad del asesino y la polizei llegó a recibir hasta 900.000 nombres de posibles asesinos.


El Vampiro es cazado:


En mayo de 1930, Kürten cometió el error garrafal que le acabaría condenando. Kürten engañó a Maria Budlick, una empleada doméstica, para llevarla a Grafenberger, un bosque de las cercanías. El malhechor estranguló a su víctima para agredirla sexualmente pero la dejó con vida después de experimentar el orgasmo. Al marcharse el asesino, Budlick acudió a la policía donde pudo dar información precisa sobre Kürten. Poco después, aparecía el retrato robot del hombre más buscado de Alemania.

Víctima de un gran miedo, Kürten ofreció a su esposa la posibilidad de delatarle, con la creencia de que recibiría la suculenta suma de dinero que suponía la recompensa por su cabeza. Así, el 24 de mayo el vampiro de Düsseldorf fue localizado y arrestado. Kürten confesó haber cometido 79 delitos, aunque sería acusado solamente de nueve asesinatos y de siete intentos de asesinato. En el juicio posterior (abril de 1931), inicialmente se declaró inocente. Pero a medida que iba transcurriendo el pleito, cambió de idea. De hecho, los psicoanalistas trabajaron duro para deshacer cualquier tipo de enajenación que le pudieran salvar de la pena de muerte. La sentencia fue morir guillotinado por nueve asesinatos, siete intentos frustrados y no menos de 80 agresiones sexuales.


Peter Kürten fue ejecutado en Colonia el 2 de julio de 1931:


La última frase de Kürten, casi coincidente con el estreno de la película de Fritz Lang en 1931, demostró el alcance de su obsesión por la sangre y su atracción por la muerte: "Dígame, cuando me hayan decapitado ¿podré oír siquiera un momento el ruido de mi propia sangre saliendo del cuello?" quedó en silencio y dijo "Sería el mayor placer, para terminar todos mis placeres".

Tras su ejecución, su cabeza fue diseccionada y momificada, y en la actualidad se conserva en un museo de Wisconsin Dells, en los Estados Unidos.


Morfopsicología y breves elementos morfopsicológicos:


RF superior: la oreja y la frente vertical, además de la diferenciación de la misma, indican siempre premeditación y "ser secundario", es decir, que existe estrategia y se piensa antes de actuar.

Falta de cejas: nerviosismo o desajustes de salud.

Zona media en retracción: su zona media del rostro retraída en altura y anchura, indica un Sistema Límbico retractado, y por tanto, tendencia a la psicopatía o inhibición de los sentimientos, cosificando a las personas.

Filtrum alargado: típico en la retracción de la zona media y la psicopatía, ya que es indicador la gran mayoría de las veces de personalidad muy independiente y narcisista, ya que indica menor espacio en la zona media emocional. Muchos psicópatas criminales utilizan gran bigote para tapar ese gran espacio naso-labial.

RLN: la retracción latero nasal es fiel indicador de mucha tensión acumulada, que puede salir a flote y de forma desproporcionada en el momento oportuno. Este elemento junto a sus labios cerrados en cremallera, son indicador de crueldad y tensión que será liberada con toda la dureza.

Orejas en asa: suele pertenecer a personas de tendencia violenta, como por ejemplo el "Petiso orejudo".

Mandíbula dilatada: realización máxima de sus ideas y proyectos, que en su caso particular ya los conocemos.

Mentón en retroceso: prudencia a la hora de realizar sus actos, para no ser descubierto.#MoisésAcedoCodina #Morfopsicología #Fisiognomía #Interpretacióndelrostro #Psicología #México #Colombia #España #Catalunya #Rusia #Argentina #Portugal #Brasil #China #UnitedStates #Antropometría #Antropología #Morfología

Profesor Moisés Acedo Codina
Morfopsicólogo y Fisonomista colegiado nº0003898


*Una vez verificada la inscripción, nos pondremos en contacto con
la mayor brevedad, al correo electrónico facilitado al efectuar la misma.

PARA MÁS INFORMACIÓN:

CORREO ELECTRÓNICO: